Se trata de una ruta de montaña circular en la que se pretende encadenar varios picos de más de 2.000 m por el Cordal de Canseco, como son el Pico Morala, el Pico Huevo y el Pico Faro. Desde este último punto también se puede continuar para hacer la Fitona, el Collado la Madera, la Majada las Mulas y los Altos de la Valerona.

Para ver el detalle y explicación de valoración MIDE, puedes acceder aquí.

Punto de inicio:

La ruta se inicia desde el final del propio pueblo que le da nombre al cordal, Canseco (León), perteneciente al municipio de Cármenes, al final de la carretera que discurre desde Matallana de Torío y las Hoces de Vegacervera. La pista comienza tras cruzar el puente sobre el río que hay a la derecha y que nos adentra en el valle de Cáscaro.

Para descargar el track para tu dispositivo GPS y ver el perfil completo de altitud, puedes hacerlo en Wikiloc.

Descripción de la ruta:

El primer recorrido se realiza de forma relativamente cómoda, y a cada paso se va poniendo más pindia, por lo que se va ganando altura rápidamente, hasta llegar a la fuente Penoba, donde comienza el Alto de Las Ventaneras. A partir de ahí, la ruta se vuelve bastante tediosa, y es que apenas se puede seguir una pequeña senda marcada entre todas las escobas y maleza que hay, que a tramos desaparece y hay que improvisar y continuar ascendiendo por donde mejor podamos. Lo cierto es que es bastante incómoda esta parte, ya que apenas se puede avanzar a buen ritmo entre tanta escoba que hay que ir apartando y va arañando nuestras preciosas piernas. En cuanto empezamos a ver algo de roca, ya vamos sabiendo que estamos a punto de llegar a la primera de las cimas, el Pico Morala (2.137 m).

Tras llegar, picar y beber algo, descendemos en dirección noroeste por toda la larga “cresta” o cordal conocida como Sierra Blanca, que se ve hasta el Pico Huevo (2.155 m) que se divisa al fondo, teniendo como vistas El Valle de Murias a la izquierda, y la Majada Vieja y los Praos del Faro hacia la derecha. Tras la ultima trepadita hacia el Huevo, descendemos dirección Norte para unir nuestra ascensión por el cordal que nos lleva hasta la trepada final del Pico Faro (2.112 m), con vistas hacia la Puerta del Faro y todo el valle y puerto de Vegarada.

Desde aquí, volviendo sobre nuestros pasos, descendemos por el canalón que hemos dejado a la izquierda cuando veníamos desde el Huevo, el cual ahora está hacia la derecha. Es una canal que a simple vista parece corta con vistas al refugio y cuadras que se ven en el valle, donde comienza la pista forestal de vuelta, pero lo cierto es que se hace bastante larga y pesada. Por toda ella se intuye una pequeña senda que primero va dejando a la derecha el arroyo de Murias, pero pronto lo cruzamos para dejarlo hacia la izquierda durante todo el trayecto, hasta llegar a la larga, interminable y agonizante pista forestal que discurre por el valle de Cansequillo, y que nos depositará de nuevo en el pueblo.

 

 

 

Comparte!