Refugio Collado Jermoso: ruta de montaña por los Picos de Europa en León

 

El Refugio Diego Mella, más conocido como Collado Jermoso, es prácticamente un hotel a 2.064 m. de altitud.

Se sitúa en el collado que le da nombre y que se encuentra sobre un abismo de cientos de metros sobre el Valle de Valdeón.

Forma la base de varias de las cumbres más conocidas de Picos de Europa, como son la Torre del Llambrión (2.646 m.) y la Torre de la Palanca (2.609 m.).

Cuenta guarda durante los meses de verano y con servicio de pensión completa (desayuno, comida y cena) en su comedor, cocina y habitaciones con literas para dormir. Puedes ver toda la información y reservas en la página web de Collado Jermoso.

La puesta de sol es algo que nadie debería perderse desde el collado superior del refugio, donde se puede apreciar unas de las vistas más bonitas e impresionantes de todo Picos de Europa Occidental, con Peña Santa ocultando lentamente el sol.

El acceso al refugio se puede realizar desde varios sitios como son Fuente Dé, Cordiñanes o Caben de Remoña, siendo este último el más fácil y el cual detallamos aquí.

 

Información de la ruta

Puedes ver y descargar el track gps completo en Wikiloc.

Distancia: 8 – 9 km. aprox. (18 km. aprox. Ida y vuelta)

Desnivel positivo: 900 – 1.200 m (dependiendo la elección del recorrido)

Tiempo aproximado: 3 h. (6 – 8 h. Ida y vuelta)

Material necesario

 

Nada concreto, pero mucho recomendable. Desde calzado cómodo (botas, zapatilas de trekking, trail, etc), ropa cómoda y transpirable (tanto de verano como algo de invierno, pantalones largos, chaquetas o plumas… recordemos que es Picos de Europa, no la ciudad con el calor veraniego), bastones si se necesita, gorra, crema solar (importante)…

Depende del plan, se puede comer en el refugio o no (previa reserva), pero siempre hay que llevar algo de comer o picar (barritas, geles, frutos secos, etc.).

Muy importante es el tema de la hidratación. El último punto donde recoger agua está antes de empezar la ruta en sí (luego lo detallamos), y no encontramos ningún sitio hasta llegar al propio refugio (hay una pequeña fuente un poco antes de llegar).

Si pretendes hacer la ruta en invierno (o finales de otoño o principios incluso toda la temporada de primavera), muchas zonas tendrán nieve y hielo, por lo que material de invierno obligatorio siempre: casco, piolet, crampones… Si estás leyendo esto y te suena a chino, elige otro plan alternativo para tu día.

 

Cómo llegar y dónde aparcar

 

El camino se inicia en Caben de Remoña. Para llegar hasta allí, deberemos de dirigirnos hacia el Puerto de Pandetrave, bien desde la carretera que une Riaño con el Puerto de San Glorio (que da acceso a los Picos de Europa de Cantabria, Potes, Fuente Dé, etc.), y a la altura de Portilla de la Reina está el desvío; o bien desde Posada de Valdeón (carretera de Santa Marina de Valdeón).

Una vez en lo alto, en el Mirador de Pandetrave, sale una pista que asciende a todo el macizo que tenemos de frente. Es un camino de unos 6-8 km. hasta donde realmente comienza la ruta, y si se hace andando es un tostón.

Desde el 2013 se puede subir el coche por esa pista (cualquier coche normal puede subir, aun que hay que tener cuidado con piedras, agujeros, los bajos del coche, las ruedas…) y aparcar en la Horcada de Valcabao, ahorrándonos así una hora larga de caminata innecesaria. La identificaremos rápido porque seguramente ya habrá coches aparcados, es una pequeña campa verde que se divide en dos caminos, el de la derecha hacia Fuente Dé, y el de la izquierda el que nosotros tenemos que tomar.

Hay mucha gente que continúa la pista con el coche más arriba hasta el final (1,3 km.) para aparcar, pero suelen multar, por lo que no merece la pena ahorrarse ese poco de distancia.

Una vez ahí aparcados, deberemos de tomar dicha pista de la izquierda prácticamente hasta que desaparece.

 

Descripción de la ruta

 

Siguiendo por esa pista, veremos un punto en el que aparecen ya las señales que nos indican por donde debemos ir, junto a otra campa donde aparcan los más arriesgados.

Continuamos la pista hacia arriba hasta que ésta prácticamente muere para convertirse en senda. En ese punto, si miramos hacia nuestra derecha veremos una fuente para reponer agua fresca, último lugar de hidratación hasta el Refugio.

 

 

En este punto hay dos opciones de subida:

Una vez empezamos la senda, la abandonamos progresivamente por la izquierda hasta encontrar otra entre piedras que va ganando altura por la ladera, para llegar por el Sedo de Remoña. Esta subida es más corta y directa, aun que en algún punto hay que trepar un poco usando las manos, pero nada complicado.

La otra opción más larga es continuando esa senda que nos lleva por la derecha hacia abajo y después nos hace volver a subir para llegar a la Canal de Pedabejo. Una canal sin mucho atractivo en donde se va librando el desnivel por medio de zig-zags o zetas.

Ambas opciones son válidas y las dos se juntan en el punto donde nos va dando paso a una de las vistas más impresionantes de Picos de Europa, la gran panorámica de la Vega de Liordes (donde se encuentra, entre otras, la Peña Regaliz y que escalamos como su vía Divertimento, como te contamos aquí) y todo su macizo del Llambrión.

Continuando por la senda de la izquierda (para no perder altura), y dejando al lado izquierdo la Vega de Liordes, sin llegar a bajar, la bordeamos por el oeste por una cómoda senda algo pedregosa al principio hasta llegar a la subida al Sedo de Padierna.

En este punto es donde se cruzan el camino de la izquierda hacia la canal de La Sotín (otra alternativa de subida o bajada de Collado Jermoso hasta Cordiñanes) y otro pequeño entre rocas a la derecha que es el que viene de Fuente Dé.

Nosotros continuamos el camino hacia delante, que vuelve a tomar desnivel positivo, aun que sencillo, que vamos superando entre grandes bloques de piedra que nos hacen a modo de escalera.

Una vez superado el Sedo, ya arriba, el camino relaja bastante y nos da acceso al último tramo final hacia nuestro objetivo: las famosas Colladinas.

Las Colladinas son un total de cinco pequeños collados colgados hacia el abismo, que tienen escasa o nula dificultad, pero que nos harán apretar un poco más las piernas, ya que se trata de subir y bajar hasta llegar al Refugio de Collado Jermoso.

Desde la penúltima se puede ver ya nuestro destino y nos ofrece una vista impresionante de todo el macizo de Llambrión presidiento el Collado, con una caída bestial hasta el fondo del Valle de Valdeón y con Peña Santa dando inicio el macizo occidental de los Picos de Europa.

Vuelta al inicio

 

Para volver simplemente deberemos de tomar nuestro camino y nuestros pasos hacia atrás.

Podemos bajar por la Canal de La Sotín hasta Cordiñanes (mucha gente deja un coche allí y el otro lo sube hasta Valcabao).

Si decidimos volver por la Vega de Liordes, podemos elegir entre subir el pequeño camino para bajar por el Sedo de Remoña (por donde hemos subido, que ahora habrá que destrepar un poco… camino corto, relativamente fácil, aun que algo expuesto), o continuar el camino de la izquierda hacia abajo para bajar por la Canal de Pedabejo.

Nosotros elegimos la segunda opción, y la siguiente vez elegiremos volver por el Sedo de Remoña, ya que la canal es un zig-zag de piedras sueltas que camino abajo vas resbalando y se hace algo tedioso. Por otro lado, la canal te deja abajo y después hay que volver a subir un poco por la senda hasta donde está ubicada la fuente.

Comparte!