El Pico Torres (Picu Torres) es una vieja conocida en el alpinismo de iniciación en la Cordillera Cantábrica, tanto por su facilidad de acceso y aproximación, como por sus vías sencillas.

Forma una llamativa pirámide que corona el puerto de San Isidro y permite disfrutar de ella tanto en condiciones invernales por alguno de sus múltiples corredores, como el resto del año gracias a su roca, una cuarcita negra de una excelente adherencia, en donde podremos ascender realizando escalada clásica, como ya hicimos nosotros por la vía Directísima.

Para ver el detalle y explicación de valoración MIDE, puedes acceder aquí.

Punto de inicio

El Pico Torres se encuentra en el puerto de San Isidro, entre León y Asturias, coronando las vistas de las estaciones de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno.

Para llegar hasta allí, podremos acceder tanto desde Asturias cogiendo la AS-253 dirección Moreda o Cabañaquinta, como por León, subiendo desde Boñar y pasando por el pantano del Porma y Puebla de Lillo.

El punto de inicio es el aparcamiento de La Raya, en la propia carretera principal del puerto.

Para descargar el track para tu dispositivo GPS y ver el perfil completo de altitud, puedes hacerlo en Wikiloc.

Aproximación

El camino de acceso al Pico Torres es uno de los más cómodos que hay para hacer este tipo de actividades. En unas tres horas puede realizarse tanto la aproximación como la subida al corredor y la vuelta al coche, cosa ideal para aprovechar las condiciones bien pronto y después poder continuar la jornada esquiando un poco en las Estaciones de Esquí, como hicimos nosotros.

La senda parte desde en frente del aparcamiento, donde se coge un camino dirección Este que va tornando al Norte hasta llegar a la base del corredor, por pequeños sube y baja, pero que apenas se supera desnivel. En una hora y media o así la tenemos hecha la aproximación.

Madrugando y aprovechando la nieve dura, se puede ir ascendiendo más directo, pero como se pille mal el terreno se puede complicar bastante, ya que casi todo el camino está compuesto por escobas.

El corredor de la cara Este es uno principalmente, y puede verse desde que aparcamos el coche y durante todo el camino de aproximación. Que no os asuste la verticalidad que se ve, que una vez metido en faena no es para tanto.

_____

 

Pico Torres: Corredor Este (III/2, 200 m)

Los corredores de esta montaña suelen ser cortas, entre los 200 y 300 metros, y relativamente sencillas (aunque los de la cara Norte tienen algún que otro paso técnico).

Desde la base del Pico Torres, ascendemos la lengua de nieve en zetas hasta llegar al inicio del corredor. Comienza siendo una canal bastante ancha y de poca inclinación, sobre los 35º o 40º, que poco a poco va encajonándose entre los muros de roca.

Nosotros lo pillamos con bastante nieve y con una cordada por delante y otra por detrás, y había muchísima huella hecha de días anteriores, por lo que prácticamente eran escalones.

La canal encuentra su mayor dificultad hacia la mitad, con una pendiente del 55º, donde encontramos un pequeño resalte estrecho graduado de III en mixto, que podemos proteger muy bien con algun friend o fisurero en la pared izquierda, y que con la punta frontal del crampón derecho en una pequeña laja y haciendo tracción con piolets en nieve dura (o en tapín…), conseguimos superar sin problemas. Si viene un invierno con nevadas y fríos del Este, podremos encontrar este resalte tapizado entero y subirlo mejor.

A partir de aquí, se mantiene la pendiente en unos 35º o 40º hasta llegar el final. Una vez arriba, continuamos de frente hacia un Collado un poco más bajo, para bordear unas pequeñas paredes por la izquierda, y después, en vez de seguir recto y trepar por la roca (que puede ser un mixto bastante complicadete…), nos metemos por la derecha bajando un poco antes de llegar a ese muro frontal, para bordearlo dejándolo a nuestro lado izquierdo y encontrar la subida “normal” por roca. Es una trepadita de II a lo sumo, con repisas enormes que nos deposita directamente en el vértice geodésico de la cima, a 2.104 metros.

 

Descenso

La vuelta la realizamos desde la cumbre siguiendo nuestros pasos hasta el pequeño collado anterior, en donde continuando dirección Noreste (hacia la izquierda según bajamos, casi por la cresta de separación de las dos vertientes; por la derecha es por donde hemos subido del corredor), accedemos a la Canal Este.

La Canal Este es la vía normal de subida y de descenso del Pico Torres. Es un amplio canalón con una pendiente moderada (unos 30º o 35º) por la cual se puede bajar bastante cómodo, aunque siempre con cuidado, ya que si está muy helado un resbalón podría hacer deslizarnos hasta el fondo del valle. Nosotros gran parte de la bajada la hicimos en culo-esquí.

Una vez en el valle, no queda otra que volver por nuestra huella hasta llegar al aparcamiento.

 

Comparte!