Ascensión al pico Polvareda, ubicada dentro del macizo montañoso de Polvoredo y comúnmente conocido como el Pico Correcillas, por coronar y dar sombra desde el norte al pueblo del mismo nombre. Es una de las montañas más emblemáticas de León que todo amante de la naturaleza debería de ascender.

Para ver el detalle y explicación de valoración MIDE, puedes acceder aquí.

 

 

Punto de inicio

El punto de partida se inicia en la localidad de Rodillazo, situado al norte de la provincia de León, y perteneciente al municipio de Cármenes. Para llegar hasta allí, deberemos de dirigirnos hasta Matallana de Torío (estación de tren de FEVE), para ir dirección norte hacia las Hoces de Vegacervera. Tras terminarlas, vemos a nuestra derecha el Restaurante El Pescador, y justo al lado, la pequeña carretera que nos depositará en nuestro primer destino.

Para descargar el track para tu dispositivo GPS y ver el perfil completo de altitud, puedes hacerlo en Wikiloc.

Descripción de la ruta

Desde Rodillazo, dejando el coche al principio del pueblo, continuamos la carretera hasta el final desde donde empieza una calzada romana que comunica hasta el pueblo de Correcillas (bordeando la montaña por el lado este).

Tras atravesar una cerca ganadera y una barrera de prohibido el paso (no hagáis ni caso a esto, no se puede poner puertas al campo y hay mucha historia y conflicto detrás, pero se puede cruzar sin problemas) llegamos a nuestro final de pista, en el Collado Santiago. A partir de aquí, el camino va descendiendo de frente hacia Correcillas, pero nosotros deberemos de ir hacia la derecha y arriba, por las sendas marcadas, y que tras remontar el pequeño collado nos deja directamente en el impresionante Valle del Marqués, con nuestro objetivo del día de frente a nosotros.

El recorrido habitual por la “normal” transcurre por la cresta Este del pico, por el lado izquierdo del Valle del Marqués (ida y vuelta, se va ascendiendo a media ladera izquierda poco a poco), pero nosotros, dado que lo hicimos esta primavera donde la presencia de nieve aún era enorme, en la ladera Este (izquierda, que vamos en dirección Sur) nos encontramos con una enorme pala de nieve primavera que nos iba a resultar muy difícil de ascender (y con el riesgo de aludes que había…), por lo que tuvimos que cambiar el plan inicial y continuar el valle de frente en dirección Sur hasta llegar al inicio pedregoso de la cresta Oeste.

Nosotros hicimos la ruta en modo verano y ligero (zapatillas trail running, riñonera con agua y barritas, y bastones) y desde el principio del valle ya empezaba a haber mucha nieve. Intentando esquivar parte de ella durante todo el recorrido, aunque estuvimos más tiempo pisando nieve primavera húmeda que otra cosa (y calados los pies… aunque con el calor que hacía, nos vino muy bien), al menos hasta llegar a la arista, que por su orientación más al Sur estaba pelada casi entera hasta la cima.

El camino se va intuyendo mediante pequeñas sendas algo marcadas y con algunos hitos/jitos, pero al llegar a la cresta a la derecha del canalón Polvoredo, no hay perdida, ascenderla por completo hasta arriba. No es peligrosa, ya que es muy ancha y se sube por la ladera Sur que tiene pendiente pero no es caía ni cortado pronunciado.

Ya en la cima, reponemos un poco de energías, nos hidratamos, hacemos unas fotos y desde ahí, iniciamos la bajada por la ruta normal hasta el collado que da acceso al Cueto Carnero, a partir del cual hasta el valle entero y casi hasta la vuelta a la pista romana, estaba repleto de nieve primavera húmeda y hundidos hasta la rodilla, de ahí que el tiempo de la ruta se extendiese tanto (lo normal es hacerla en unas 3 horas).

Ya en el valle de nuevo, volvemos sobre nuestros pasos descendiendo desde el Collado Santiago hasta la pista que nos devuelve hasta el punto de inicio.

Comparte!